Gracias CoronaVirus

Con esta pandemia se me ha hecho más fácil encontrar más tiempo para disfrutar de mis hobbies y gustos, pero no, no es por eso que agradezco esta situación inimaginable sino que en este tiempo he podido entender un poco como es que funcionan nuestros pensamientos en torno al dolor y cómo podemos contrarrestarlos.

Cada uno de nosotros es distinto y a la vez también tenemos muchas similitudes, una de ellas el dolor tanto emocional como físico, ahora ¿a qué me refiero con dolor? este sentimiento intenso de tristeza, pena o lastima que es causado por motivos emocionales, anímicos o físicos.

Me refiero a que podemos clasificar algunas de las causas del porqué lo sentimos y de que manera podemos aliviarlo un poco.

La primera causa del dolor y/o sufrimiento emocional es porque tenemos la idea imaginaria de que existe o existirá en algún momento, una vida tranquila sin ningún tipo de adversidad o contratiempo pero les tengo una noticia, están viviendo en una fantasía que no se volverá realidad se los aseguro, esto porque la base de la vida es tener adversidades y salir más fuertes de ellas para enfrentar las siguientes, así que lo único que podemos hacer es aceptar que la vida está hecha de dificultades y depende de nosotros como reaccionamos a estas.

La segunda fuente de dolor es cuando nos frustramos por no alcanzar esas expectativas tan altas que nos proponemos dese un principio, ya que pueden ser irreales, inciertas o desajustadas. Nuestros deseos o expectativas pueden ser resultado del exterior (Personas como situaciones) al tener tanta relación con este o una combinación de ambas. En ocasiones no encontraremos la diferencia entre deseos y realidad y estaremos esperando un resultado que nunca llegara gracias a las expectativas subjetivas que hemos propuesto. Por lo que la solución es ajustar las expectativas a la realidad y saber discernir entre probabilidad y posibilidad.

En ocasiones no vemos la realidad como es sino como queremos que sea, como resultado de esta visión obtenemos el desengaño, el cual consiste en armar una imagen totalmente falsa en nuestras mentes (como quisiéramos que fuera) de la realidad y cuando nos topamos con adversidades o situaciones que no son de nuestro agrado lo que probablemente hacemos es distraernos con otra cosa y evitar de cualquier manera el enfrentarlas. Si seguimos por este camino de la evitación de alguna u otra manera la vida te lo mostrara por lo que será mejor enfrentarlo en el momento presente con menos sufrimiento que en un futuro con mayor sufrimiento. En este caso podemos hacer tres cosas = aceptarlo, modificarlo o autoengañarnos. ¿Cuál decidirás tú?

La siguiente fuente de dolor emocional es al cambio, ya que partimos con la base que debemos encontrar la estabilidad para lograr una vida segura y feliz pero esta idea es totalmente mentira, la vida es cambiante a toda hora en cualquier lugar y lo único que podemos hacer para llegar a esa anhelada felicidad es adaptarnos al cambio y aceptar a este como nuestro compañero de vida.

¿Por qué ponemos tanta resistencia al cambio?sencillamente te lo digo, estamos acostumbrados a que cuando nos mencionan cambio o lo pensamos, directamente nos trasladamos a los resultados negativos que nos traerá ese cambio pero en verdad no lo sabemos, por lo que sufrimos de manera gratuita al adelantarnos y si somos sinceros casi nunca pasa eso que pensamos que podría pasar pero si sufrimos por ello.

La última causa que quiero compartirles es la anticipación, esta se basa en sufrir antes de que una situación suceda, lo que pasa es que al visualizar la situación que pasara, nuestro cerebro no puede diferenciar entre la realidad y la imaginación por lo que le avisa al cuerpo y este enciende los mecanismos de defensa necesarios para contrarrestar las deficiencias, para cuando ya estamos en verdad en la situación, tanto el cuerpo como la mente no tienen la energía ideal para hacerle frente al dolor.

¿Se estarán preguntando que tiene que ver esto con la pandemia?

Actualmente estamos en una era de cambios, en la que probaremos nuestras habilidades, talentos, resiliencia y potencial, pero la única manera de poder abrazar el cambio será aceptándolo y adaptándonos porque no tenemos de otra, bueno ahora que lo pienso bien si tenemos de otra y esta es quedarse como están sin mejorar o desarrollarse.

Esta situación del coronavirus seguramente está causando algún tipo de dolor o sufrimiento a varios, pero si tienen la herramienta de identificar esa fuente, analizarla y modificarla para su bien, no solo estarán creciendo como personas y siendo más felices en estos tiempos tan inciertos sino que también podrán enfrentar de una manera más sencilla el sufrimiento del futuro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s